Mariano F. Urresti (Historiador y escritor)

Este, en fin, es un libro terrible porque nos hace mirar con otros ojos una historia que hasta ahora nos había parecido el paradigma de todos los misterios. La Belle Histoire nos hablaba de arqueología maldita, de sociedades secretas, de descendencia griálica, de templarios, masones y rosacruces y fantásticos tesoros. Pero cuando termine de leer este libro echará la vista atrás y se preguntará cuánto queda en pie del mito.

Si quieren saber la verdad, me temo que tienen dos opciones. La primera es imaginarse sentados junto a Marie Dénarnaud frente a la tumba de «su Bérenger» y escuchar lo que la fiel compañera del sacerdote le decía al difunto. Yo lo intenté en alguna ocasión, sin éxito.

La segunda opción es terminar de leer cuanto antes este prólogo y zambullirse en la realidad, que en este caso resulta más sorprendente que la ficción.

Créame si le digo que está prohibido dejar de leer este libro.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *